Oración del Veterinario

Amado Señor

Pido que guíes mis manos…

y llenes mi corazón de compasión y amor,

igual que yo a los animales

que se presentan ante mí.

 

Cuando esté cansado…

Concedeme la energía para seguir.

Cuando esté inseguro,

concédeme el juicio de tomar la decisión correcta…

Cuando esté afligido,

concédeme la habilidad de compartir mi pena…

Cuando esté atrasado,

Concedeme la paciencia de concentrarme en lo que me ocupa…

Cuando esté abrumado,

Concédeme un momento de tranquilidad para ordenar mis pensamientos…

Llename de ansias por saber,

para que mis pensamientos sigan en vanguardia,

Ayudame a dar aliento y consuelo

a todos aquellos que atraviesan una tragedia o pérdida.

Y finalmente, Señor,

permiteme disfrutar lo mejor de cada día,

para saludar al siguiente amanecer

con entusiasmo y dedicación,

por mi amada profesión

a la cual entrego mi vida…